Un Equipaje de dos Maletas…Autora: Ana Carvajal Jiménez

 

Un Equipaje de dos Maletas

 

Al final de aquel camino polvoriento  se la podía contemplar. Una pequeña figura de por sí, pero que por la soledad de su presencia la hacía incluso más grande de lo que realmente era. Seguía caminado mientras agarraba con todas sus fuerzas dos pesadas maletas. Y arrastrando los pies por el sendero no cesaba de levantar un polvo que se iba adhiriendo a su garganta, lo que hacía más difícil su trayecto. Exhausta por el cansancio posó ambas maletas junto a una roca. En ese instante, una suave brisa con olor a primavera le acarició la cara. De sus ojos había desparecido el brillo y en su cara resaltaban pequeñas e irregulares  manchas que reflejaban la mezcla del polvo con el llanto. Con el dorso de su pequeña y delgada mano volvió a secar su rostro y, mientras se sentaba en la roca, contempló el paisaje y todo el camino recorrido. Pero, ¿cómo era posible qué hubiera caminado tanto?

Un profundo suspiro se escapó de sus labios y se perdió juguetón cuando se sintió liberado. Entonces, clavó sus ojos fijamente en las maletas. Volvió a llorar, lloró en silencio, después lloró abiertamente rompiendo el ensordecedor silencio.  Con ambas manos cubrió su cara mientras con un movimiento lento y acompasado movía su espalda, como si ella misma quisiera acurrucarse. Sus diminutos dedos finalmente se posaron en su boca, mientras seguía meciéndose. .Allí estaban las dos maletas, las dos llenas de vivencias, de sentimientos, de su vida, en definitiva, de su existencia. En una, todo aquello que la había hecho sonreir, feliz y dichosa; en la otra, todo aquello que la hacía entristecer. Sin lugar a dudas, la segunda era de muchísimo mayor gran tamaño.

Observó cómo el camino se ensanchaba al mismo tiempo que se hacía pedrajoso. Si quería continuar con su trayecto, no podría con todo el equipaje. Así que se arrodilló delante de la maleta de las tristezas. Con sumo cuidado –para no herirse aún más-la abrió. Poco a poco, se fue despojando de todo lo que era inservible hasta que en la maleta quedaron tan sólo los recuerdos que la harían recordar cuán importante era para muchas personas, y cuán importante debía de sentirse ella por sí misma; cuánto debía amarse a sí misma; que de toda experiencia nace algo bueno y cómo no, que después de cada anochecer , surge un nuevo amanecer. Seguidamente abrió la maleta de las alegrías e hizo un hueco para los recuerdos. En realidad , había espacio suficiente. Se levantó, volvió a respirar profundamente y agarró de nuevo la maleta. Se giró y volvió la mirada hacia la otra maleta que permanecía junto a la roca: “ Tú ya te quedas aquí. Tu viaje junto a mí ya ha concluido. Por aferrarme a ti, no podía continuar, no podía avanzar, dejé de ser yo, por permanecer junto a ti “. Y con paso firme se perdió en el sendero , dejándose guiar por una tenue y esperanzadora luz que se divisaba en el horizonte…

Autora: Ana Carvajal Jiménez

19 de Abril del 2008

 

La pequeña figura, nunca hubiera imaginado aquel día cómo iba a ser de difícil el camino. Cuántas veces se dejó caer y quiso abandonarlo todo. Cuántas veces quiso salir corriendo y volver a por la maleta. Cuántas veces se odió por dejarla allí en el camino. Cuántos veces se tambaleó. Pero en ningún instante dejó de ver aquella tenue luz, en ningún instante, porque Ella no sabía que esa Luz era Su Fuerza y era Ella. Sigue siendo muy frágil aunque quiera ocultarlo y no quiere que nadie sepa que  es débil para que nadie la hiera. Pero, algún día estará preparada para dejar también  todas las máscaras en aquel camino, junto a aquella vieja maleta. Y ese día ya no tendrá miedo .

 

Y es que el pasado se debe recordar cuando no duela ni entristezca, el presente hay que vivirlo y saborearlo, y el futuro quiero soñarlo…

Ana Carvajal Jiménez

28 de Septiembre del 2009

Gracias José Manuel por tus preciosas fotos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entretenimiento. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un Equipaje de dos Maletas…Autora: Ana Carvajal Jiménez

  1. magda dijo:

    AY MI ANITA DEL ALMA!!!!, SÍ, DEL ALMA, PORQUE TÚ ERES ESO, UNA ALMA EN PIE TODAVÍA, QUE SIGUE CAMINANDO LOS DUROS CAMINOS DE LA VIDA, QUE QUIERE VER SU LUZ Y SU COLOR, PERO QUE AÚN NO HA PODIDO DEL TODO. LOS VERÁS. VERÁS ESE AMANECER EN TÍ, VERÁS SU LUZ Y SU COLOR, VERÁS Y VERÉ ESA ROSA TUYA FLORECER EN TU ALMA. EL PASADO NO VUELVE, LO INTENTA COMO UNA TERRIBLE PESADILLA, PERO SE QUEDA ATRÁS Y AUNQUE SE ARRASTRA COMO UNA VENENOSA SERPIENTE, NUNCA VUELVE. SE QUEDA EN ESA MALETA TRISTE JUNTO A LA ROCA, ESPERANDO A QUE TU LA RECOJAS PARA ASÍ VOLVER A TÍ Y ENVENENARTE. OLVIDA DONDE LA DEJASTES Y DIOS NO QUIERA QUE NADIE SE LA TROPIECE EN SU CAMINO Y QUE LA ABRA PARA CURIOSEAR DENTRO, PORQUE ESA PERSONA, NO VOLVERÍA A SER LA MISMA, NUNCA. VIVE, ANA, VIVE!!!! QUE ESTO ES UN VIAJE SIN RETORNO, SIN MIRADAS AL PASADO, SIN VUELTAS ATRÁS, PORQUE AL FINAL….TODO SE OLVIDA. MARAVILLOSO ANA. COMO TÚ, MARAVILLOSA. (MAGDA) PD: GRACIAS POR ACERCAR TU ALMA A LA MÍA. NO ESTAMOS SOLAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s